fbpx

Parte II

La empanada viajera: Empanadas argentinas

Empanadas patagónicas

Situada al sur de Argentina, la Patagonia presenta la versión criolla de la empanada con carne de cordero, en lugar de res, y la del pescado o frutos del mar.

Cocinada al horno o frita, su forma de presentación es rústica. Por cierto, en estos lares se descubrió el Argentinosaurio, el dinosaurio terrestre más grande que se haya conocido.

Ya en la zona costera, la empanada patagónica se estila consumirse con pescado o frutos de mar como mejillones, calamar, camarón o centolla (en la Tierra de fuego), preparados con cebolla china, culantro, perejil, ají, morrón, y en ocasiones alcaparras y vino blanco.

Empanadas riojanas

Las pequeñas empanadas riojanas, por su parte, se cocinan en el horno con grasa de pella, carne de cuadril, cebolla, cebolla china, aceitunas, pasas, huevo duro, papa, pimiento verde y ají. Las encuentras en su versión clásica, o criolla, y al estilo árabe fatay.


Conoce la variedad de empanadas que se elaboran al sur del continente


¡Las empanadas sí que son cosa seria en Argentina! Los argentinos aman la empanada, qué duda cabe, y la han convertido en uno de los platillos favoritos después de la milanesa y la pizza.

Si bien los españoles trajeron la empanada a América, nadie discute que los gauchos la transformaron en una mejor versión gracias a sus insumos y preparación, diferenciándose la receta de provincia en provincia.

Ya lo había dicho el ex presidente del país sureño Domingo Faustino Sarmiento en 1869, cuando intentaba tranquilizar a los enardecidos comensales que le escucharon decir, mientras almorzaba, que la empanada de San Juan era la mejor de todas ¡estando en Tucumán! Cabe anotar que el estadista fue gobernador sanjuanino.

Continuemos, pues, nuestro periplo argentino a través de su vasta cultura empanadera.

Empanadas catamarqueñas

En el noroeste argentino, la tierra de los caudillos Catamarca y La Rioja, provincias dedicadas a la ganadería y agricultura, nos ofrece las empanadas catamarqueñas y riojanas.

De tamaño mediano, las empanadas catamarqueñas se cocinan en el horno y su relleno se prepara el día anterior con carne de res o chivo, papa, cebolla, cebolla china, ají molido, huevo duro, laurel, pimiento, ajo y pasas (o aceitunas, ingrediente opcional como en las empanadas santiaguinas).

Qué tal cultura empanadera existe en Argentina, ¿verdad? No te pierdas el siguiente blog, que proseguiremos con el recorrido empanadero por la tierra de la yerba mate y de la buena parrilla. ¡Hasta el próximo blog, Paulistas lovers!


Lo dijo

“Amemos, señores, la empanada nacional, sin perjuicio de saborearlas todas”

Domingo Faustino Sarmiento